El tema del modelado es uno de esos aspectos avanzados del hobby de los que observo muchas preguntas y de los que no conozco un artículo extenso en castellano, éste creo que da una visión general del tema que puede aportar una idea del proceso en plan amateur, estaría encantado por supuesto de que el gran Paniagua por ejemplo añadiese o corrigiese todo lo que crea necesario porque yo por ejemplo nunca he modelado una mini de principio a fin y no tengo demasiado criterio al respecto. Espero que a alguien le sirva como orientación ayuda y ojalá de motivación para crearse sus propias minis.

De http://www.paintingclinic.com/

Traducido por Aldaiur



MODELADO DE MINIATURAS

Esculpir probablemente sea el arte más fino dentro del Hobby. A diferencia del pintado, comienzas con nada más que dos tiras de masa azul y amarilla en tus manos, pero si tienes paciencia observarás a tus miniaturas crecer firmemente, desde el principio de entremezclar la masilla verde hasta los toques finales.

A lo largo de esta guía compartiré contigo mis experiencias esculpiendo miniaturas. Aunque describo el proceso desde el principio puedes usar la misma técnica para añadir pequeños elementos a tus miniaturas también, abordaré cada paso que doy para modelar, pero date cuenta en cualquier caso, de que estoy lejos de ser un profesional y no tengo muchas de las técnicas que poseen los escultores profesionales. Mis técnicas pueden ser un poco primitivas y piensa que no son el único modo de esculpir, hay un montón de caminos y cuanto antes comiences antes encontrarás tus propias técnicas.

Recuerda también que el leer esta guía no significa que consigas esculpir tus propias miniatura Citadel oficiales (¿Y Quién lo quiere? N.T.). Como con el pintado, es bueno tener algunos consejos y trucos iniciales, pero al final el único modo de conseguir tu objetivo es aprender las cosas por ti mismo. Esculpir requiere experiencia, así pues no te colapses si tu primera miniatura resulta ser un verdadero horror.

Si tienes alguna duda o comentario, pòr favor no dudes en ponerte en contacto conmigo. ¡Buena suerte!





TALENTO
Antes De entrar en detalles me gustaría mencionar el talento. Por supuesto todo el mundo tiene talento en diferentes áreas, no todo el mundo es igual de bueno pintando y lo mismo se aplica al esculpir. Algunos son mejores que otros, y algunos incluso rechazan tocar un pincel alegando que el modelo está mejor cuando es gris y aburrido que cuando lo pintan por su cuenta.

Démonos cuenta, esculpir es mucho más difícil que pintar. Especialmente al principio porque tienes que acostumbrarte a usar las técnicas y la masilla con la que trabajes. Un poco igual que al pintar, recuerdo claramente mi primer marine espacial pintado (divertido y algo excéntrico), realmente no sabía cuanta pintura poner en el pincel, donde pintarlo...

Pero realmente esculpir requiere algo de talento, como pintar. No todo el mundo puede sentarse y esculpir una miniatura que luzca realmente bien. Es un arte delicado, pero independientemente de tu talento tendrás oportunidad de esculpir buenas miniaturas. Algunos lo aprenderán rápidamente mientras otros deberán trabajar duramente para obtener buenos resultados.

Independientemente de si eres muy agraciado o no, esculpir es una buena opción, y es un trabajo muy divertido. Si lo intentas el resultado merecerá la pena al fin y al cabo.




HERRAMIENTAS Y MATERIALES

Antes de empezar debes tener los materiales y herramientas correctas. Los materiales es algo muy sencillo realmente sólo necesitas masilla verde. (en la sección MESA DE TRABAJO de esta misma web puedes encontar enlaces a dos tiendas que venden masilla verde mucho más económica que la que vende GW  N.T.).

Además, entre los materiales para esculpir también necesitarás algo de alambre de acero para dar forma al armazón de la pieza. Corcho, que es muy útil para clavar en él los alambres, pero yo prefiero pequeños botes de plástico tapa de rosca pues son más estables y fáciles de usar.

Ahora vamos con las herramientas. Echar un vistazo a las herramientas de un escultor profesional te puede hacer palidecer. No obstante no pierdas aún el entusiasmo, yo uso sólo dos cosas para esculpir ¡Un palito de cerilla al que le saco punta en el extremo y un alfiler!

Básicamente necesitarás algo muy pequeño y con muy aguzado. Un alfiler o aguja es muy bueno para esto, y lo puedes doblar en diferentes ángulos para hacerlo llegar a todas las partes del modelo. Lo usarás para esculpir pequeños detalles como la cara, los dedos, cinturones, etc. Después una herramienta más grande es necesaria para dar forma a las extremidades, el tronco y las formas fundamentales del modelo.

Aparte de esto podrás usar cualquier herramienta aguzada y cortante que caiga en tus manos: Cuchillos, agitadores de aperitivos, agujas…Aunque a este nivel no son necesarias las docenas de herramientas de un profesional.

Ten en mente que las herramientas de metal son preferibles, especialmente para detalles. La masilla verde tiende a pegarse menos en el metal que en la madera, y probablemente tendrás que limpiar menos tus herramientas de metal que las de madera.

He oído que algunas personas usan para cubrir sus herramientas algunos tipos de aceites y productos grasientos para que la masilla verde no se pegue a ellos, merece la pena intentarlo pero no sé si es muy efectivo (yo nunca lo he usado), y puedes terminar con un lío de tres pares de cojones (perdón por la licencia N.T.). Puedo imaginar que tendrás problemas para pegar la masilla verde al modelo también.

TU ÁREA DE TRABAJO

Donde pintas estará bastante bien. En cualquier caso modelar no debe pringar demasiado así que fácilmente puedes usar la mesa del comedor (para aquellos cuya mesa del comedor siga siendo la de sus padres también yo preguntaría antes. N.T.), el escritorio o cualquier otra superficie. Te sugiero que limpies la mesa antes de esculpir, y que la despejes de cosas innecesarias como la ropa de mesa que la cubra.
Es bueno que la superficie y el suelo sean blancos o simplemente claros, alguna vez la masilla puede salir disparada y si no quieres llevártela en los pis o que se la coma el gato probablemente quieras recuperarla otra vez. En cualquier caso las alfombras orientales están fuera de lugar aquí.

Un flexo o foco de luz es necesario, necesitarás mucha luz para poder ver los detalles y contornos, mucha más que cuando estás pintando. Es importante porque de otro modo esculpirás creyendo que queda muy bonito pero cuando tengas una buena luz te darás cuenta de que quedó bastante basto.

Algunas personas prefieren recubrir su área de trabajo con agua para que la masilla no se quede pegada a todo, te digo lo mismo que con los aceites, yo prefiero usar al sencillo principio de que sé donde está la masilla en cada momento para no formar un lío tremendo. Recuerda de cualquier modo que la masilla se endurece antes a bajas temperaturas y que debes usar pequeñas porciones de masilla verde cada vez.





LA MASILLA VERDE

La mística masilla verde, conocida como cinta epoxy, realmente no es verde en absoluto, viene en dos tiras, azul y amarilla, y entremezclando ambas consigues el color verde. Encontrarás que la masa amarilla tiende a pegarse a tus dedos mucho mientras la azul es más neutral, es mi experiencia que necesitas un poco más de amarillo que de azul al entremezclar, esto hace la masilla verde más suave y más adherente, pero tú debes experimentar lo que encuentres más adecuado (como bien dice Faust la masilla endurece más rápido con el frío, en España hace normalmente más calor y por lo menos mi experiencia me dice que en nuestro clima la mezcla normal al 50% funciona bien, aparte de que normalmente no modelamos normalmente en plena rue, sino en casita con bastantes más grados en invierno que en el exterior...N.T.)

Originalmente la masilla verde se usaba para impermeabilizar diversos elementos como ventanas..., pero un tipo muy inteligente descubrió que se podía usar con gran éxito para esculpir miniaturas igual de bien. Date cuenta en cualquier caso de que no es muy saludable y que se debe mantener fuera del alcance de niños pequeños, y recuerda limpiar tus dedos después de estar en contacto con ella y ¡Nunca te la comas!





TRABAJAR CON MASILLA VERDE

Lleva varias horas el que una pieza de masilla verde se seque y endurezca y frecuentemente es muy difícil esculpir sobre (habla de los añadidos N.T.) una pieza blanda de masilla modelada. Por lo tanto te sugiero que una vez que hayas esculpido unos cuantos horrores y te vayas acostumbrando a la masilla, esculpas res o incluso más modelos a la vez. Esto te ahorrará mucho tiempo y podrás gastar una tarde entera esculpiendo sin tener que esperar un montón antes de poder tocar la miniatura otra vez.

A los escultores profesionales les lleva sobre una semana esculpir una sola miniatura de tipo fantasía, y un poco más los modelos de ciencia ficción, usando el tiempo completo de su trabajo, pero esto está lejos de lo que tú necesitas. Recuerda que ellos deben conseguir que cada detalle sea perfecto, una sencilla superficie un poco basta no es aceptable en su caso, y cada cosa que hacen es multiplicada y vendida por miles.

Yo puedo esculpir un modelo en tres o cuatro días, y esto incluye el tiempo de secado y endurecimiento de la masilla que lleva al menos medio día y además no trabajo más de una hora en cada andanada. Un programa mío puede ser: Me levanto por la mañana y esculpo las formas realmente básicas, lo que me lleva quizás veinte minutos, treinta dependiendo del modelo. Entonces me voy a clase o hago lo que tenga que hacer durante el día, entonces vuelvo a casa por la tarde y puedo esculpir las ropas básicas como pantalones, camisas, botas, cinturones, la forma de la cabeza y los brazos...La mañana siguiente quizás tengo tiempo de esculpir la cara o de añadir algún detalle, y la tarde siguiente puedo añadir algún detalle más. El día siguiente sigo con los detalles y en un cuarto día si es necesario le doy los toques finales.

Así, con poco trabajo, puedes tener un modelo completo en tres o cuatro días.

Como al pintar, el conocimiento paulatino de las técnicas, el trabajar varios modelos a la vez...puede acelerar el ritmo al que puedes incorporar modelos frescos a tu ejército.

PLANEAMIENTO

Debes tener un plan general antes de empezar con la armadura. Decide qué raza vas a esculpir. Aunque los humanos pueden parecer más apropiados, para empezar están muy lejos de la facilidad de otros modelos como los orcos o goblins, bestias y otras razas caóticas que son tan raras y deformes que no es muy importante si un brazo es un poco más largo que otro...

Dibuja un esquema sencillo en papel de cómo va a aparecer la miniatura completa, luego durante el trabajo la miniatura frecuentemente variará (un arco en vez de una lanza, tendrá capa...), eso no importa, pero es importante que te hagas una idea general previa de cómo va a quedar la figura.

También es importante que tengas siempre en la cabeza qué tipo de miniatura será: ¿Será un héroe?, entonces seguramente llevará una buena armadura... Tendrás muchas formas de representarlo, si es un tipo orgulloso entonces estará fuera de lugar que sus piernas sean de tal forma que parezca que se está meando en los pantalones...aunque esto puede venir bien para un esbirro de una banda de Mordheim. El lenguaje del cuerpo es muy importante (el famoso dinamismo que tanto me gusta N.T.), y observar imágenes de esculturas te puede dar mucha inspiración.





EL ARMAZÓN

Es una especie de esqueleto de alambre de acero que sostendrá al principio la masilla verde para que no se colapse.

Un armazón se parece a una A, y hay varias maneras de hacerlo. Yo he descubierto que un pequeño bote de plástico con tapa de rosca es excelente. Le taladras dos agujeros donde vayan a ir los pies, cortas el alambre y lo pasas por ambos agujeros hasta que te parezca razonable para montar las piernas y el torso, si no es muy estable puedes reforzar la sujeción del cable por debajo de la tapa con algún tipo de pegamento fuerte.

Date cuenta de que el armazón sólo debe soportar las piernas y el torso, no los brazos, a menos que la figura tenga unos bíceps realmente enormes. El asunto es que probablemente tendrás que doblar los brazos y entonces el armazón es de poca ayuda y sólo te causará problemas.

RELLENANDO DE MASILLA VERDE

Una vez que está satisfecho con el armazón, debes empezar a mezclar la masilla verde. Coge una pequeña porción de masilla amarilla y azul y amásala bien hasta que coja un uniforme color verde, no debes ver en absoluto parte amarillas o azules y no debe quedar un verde ni muy oscuro ni muy claro (cosa fácilmente evitable cortando la misma cantidad de amarillo y azul N.T.). Empieza con muy poca masilla verde, yo frecuentemente he sobreestimado la cantidad de masilla que necesitaba y luego me he encontrado con porciones con las que no podía hacer nada. No uses demasiada, luego siempre podrás añadir más si te quedas corto.

Ahora tienes una porción de la masilla, no demasiado grande. Arróllala y aplánala, luego cuidadosamente enrolla esa “lamina” de masilla alrededor de la pierna hasta que se pegue al alambre. Es fácil hacerlo con los dedos y una vez que se ha pegado al alambre puedes coger una herramienta como el palillo de cerilla y trabajar la masilla con ella. Procura que la capa de cada pierna sea uniforme desde el tapón hasta donde se juntan. Las piernas deben ser muy delgadas, no te preocupes si ahora te parecen escuchimizadas porque luego le añadirás músculos, ropa...

Coge una porción mayor que antes de masilla y enróllala y aplánala como antes, después coge esa “capa” de masilla y cubre el torso con ella. Como con las piernas una vez que se pegue al alambre puedes trabajarla un poco con otras herramientas que no sean los dedos y también no te preocupes por la delgadez del torso, eso será arreglado más tarde.

Una vez conseguidas estas formas elementales deja secar el modelo medio día.

LA FORMA BÁSICA

Bien, el esqueleto de la miniatura ya está listo, ahora ya puedes empezar a añadir porciones de masilla aquí y allá par representar músculos y carne. Este es un paso muy importante pues influirá en el resto del proceso decisivamente. Debes tener cuidado o por ejemplo te puede quedar una pierna más larga o más gorda que la otra, o con una postura totalmente ridícula. Es muy bueno que prestes atención a la anatomía humana y sepas dónde van los diferentes músculos y sus formas básicas. Para esto son muy buenos ejemplos las esculturas clásicas de romanos y griegos.





VESTIR EL MODELO

Después de unas horas de espera a que se seque la masilla puedes empezar a esculpir la ropa. esto incluye pantalones, camisas, cinturones, ropa ajustada, botas, etc. Exactamente como te vistes tú. No es necesario poner demasiados detalles todavía, de otro modo al apretar las ropas los destrozarás.

Esculpir las arrugas es bastante difícil, y requiere cierto sentido del realismo. Puedes intentar poner un poco más de masilla de la que necesitas en el modelo y con una herramienta redondeada “dragar” parte de la masilla para crear una arruga sencilla. Haz esto dos o tres veces sobre un área en concreto hasta que lo encuentres apropiado. Date cuenta que dos arrugas no tienen la misma longitud, frecuentemente hay un grande con unas pocas pequeñas alrededor.

Es realmente difícil, pero cuanto más practiques mejor te saldrá. Una vez más las esculturas clásicas te servirán de gran inspiración.

DETALLES

Esculpir detalles es quizás la parte más interesante. Aquí tienes que tener buen cuidado con la cara, el cuerpo, las manos y los dedos, las armas...Dependiendo que tipo de miniatura estés trabajando, esta parte te puede llevar horas para obtener un modelo sobresaliente.

Un buen lugar para empezar es el cinturón. Aquí siempre hay un montón de cosas que esculpir: Un broche, bolsitas y bolsones, dagas y cuchillos, botellas, mapas, jarras y otras muchas...Después puedes pasar a la cara.

Ésta requiere mucha pulcritud y práctica, y muchas veces es buena idea esculpir las caras en dos fases. Primero la boca y la mandíbula, y cuando esto está seco la nariz y los ojos. Algo importante para la cara es conseguir que ambos lados sean iguales (A no ser que esculpas al Barón Hasler N.T.), queda muy mal tener a un lado una cara sonriente y en el otro lado un tío rugiendo.

Mete todos los detalles que el espacio y el tipo de miniatura te permitan: Brújulas, medallones, surikens...La imaginación y el espacio son tus límites.

De todas maneras procura no sobrecargar demasiado la miniatura o el efecto de los detalles se echará a perder.





ARMAS

Si estamos hablando de juegos de guerra seguramente quieras añadir algún arma a tu miniatura. Aunque puedes hacerlas con masilla verde, ésta no es demasiado resistente y firme para ello.

Te aconsejo que uses armas ya fabricadas y las pegues incluso con la masilla verde a tu modelo, mira por tu caja de restos....y no te preocupes, los profesionales hacen lo mismo. Si de todas maneras tristemente no tienes armas para tu miniatura por ahí, no te queda más remedio que esculpirlas, usa un armazón como antes para ellas y modélalas.

EL TOQUE FINAL

Una vez incluidos todos los detalles y las armas llega la hora de ser críticos, ¿Hay cosas francamente mejorables? Bien, la masilla es como el plástico siempre puedes cortar, rebajar... y arreglar lo que consideres necesario, o rellenar o completar con un poquito más de masilla.

En cualquier caso no te obsesiones con que te quede perfecto. Llega un punto en el que debes terminar de criticar y parar de hacer correcciones o el esculpir dejará de ser divertido.





EL PINTADO

Pintar tus propias miniaturas es un poco diferente a pintar una pieza profesional pues las superficies no están tan bien pulidas, puede haber “granos” y los detalles no son tan perfectos, así pues debes intentar ser especialmente limpio y cuidadoso en el pintado, e incluso intentar usar éste como “maquillaje” de los defectos de modelado.

Recuerda la capa base, es importantísima siempre pero en este caso más.

EL RESULTADO FINAL

Después de gastar horas modelando y pintando, puedes ir a la guerra con tu miniatura. Realmente no hay nada como una banda, un equipo o unos hostigadores creados por ti mismo, es una sensación fantástica que no se puede describir, tienes que provarla.

Me gusta usar mis miniaturas en campañas y escenarios especiales, y normalmente les escribo trasfondos y reglas especiales. Es divertidísimo y sentirás que necesitas darle a las miniaturas un carácter adicional esculpiéndolas enteras desde el principio.