Borg en www.coolminiornot.com
(Traducido por Aldaiur)

CÓMO HACER UN APAREJO DE PINTADO

¿Te ha pasado alguna vez que estando pintando una miniatura acabas encontrando
solamente que tu pulgar ha frotado y apagado toda la pintura en una parte del mini? ¿O quizá, mientras que intentas alcanzar ese detalle pequeño en la miniatura, tus manos cubiertas de pintura han manchado una raya de negro sobre la parte de mini que has tardado horas en pintar con esa mezcla tan especial? O el caso peor, cuando ya has terminado prácticamente la miniatura y paras un momento para mirarla la muy perra se escurre de tus manos y va a para a un bote abierto de pintura.

Este artículo te demostrará cómo hacer un aparejo sencillo de pintura para que puedas dedicar toda tu rabia a otras actividades como el conducir, mientras que se te simplifica mucho el proceso de pintado.

Muchos pintores sujetan sus miniaturas pegándolas a un bote de pintura con un poco de blue tack o plastilina, sin embargo me he dado cuenta de que así muchas veces se caen, (especialmente cuando las giras un poco boca abajo) y que en muchas ocasiones el bote de pintura es demasiado pequeño para sujetar bien la miniatura. A continuación puedes ver uno de mis aparejos de pintura en acción para que puedas hacerte una idea de qué estamos hablando, ese aparejo me costó sobre 6 céntimos de euro fabricarlo..



aparejo1.jpg (6658 bytes)

Hacer algo así es muy fácil. El primer paso es ir a una ferretería o algún establecimiento tipo Leroy Merlín, y dirigirte a la sección de madera de construcción. La mayoría de las veces encontrarás una gran variedad de tubillones o piezas de ajuste de madera, debes encontrar alguno semicircular. Puedes comprar una pieza de bastante longitud por unos 4 ó 5 euros y pedir al dependiente que te la corte en tramos de aproximadamente de un palmo (ni siquiera hacen falta maquinas para hacerlo). Si no tienes en casa un poco de hilo de cobre ahora deberías aprovechar y comprar un metro o dos.

Ahora que tienes el material necesario el resto es tan simple como juntarlo todo. Las minis con base incorporada son un poco más latosas y hablaremos de ellas un pelín más adelante. Para las que vienen sin base y con una pestaña el asunto se reduce a colocar la pestaña entre dos de las piezas semicirculares de madera, aprietas bien fuerte las dos piezas una contra la otra y “atas” éstas entre si con dos pedazos de alambre, uno de ellos cerca del extremo donde está sujetada la miniatura.

Las miniaturas que no tienen pestaña o que vienen con una pequeña base incorporada del mismo material que la miniatura son un poco más laboriosas de sujetar, pero con otro poco de alambre todo es posible, enrolla dos trozos de alambre alrededor de la base de la mini como se ve en el esquema, entonces utiliza los extremos del alambre que cuelgan de la base para sujetar la miniatura como antes, si aprietas bien fuerte la miniatura no se moverá en absoluto y el pintado te resultará mucho más cómodo (podrás “atacar” la figura por todos sus ángulos sin problema).





Ahora ya tienes un agarradero conveniente para tu mini. Si además eres realmente ambicioso puedes taladrar una pieza de madera bien gorda con varios agujeros del diámetro adecuado para meter los agarraderos y así poder colocar la mini a salvo de incidentes. ¡¡Además con esto tus amigos no iniciados en el hobby creerán que te dedicas a hacer budú con unas extrañas figuritas!!

El uso más claro de esta técnica es obviamente para el pintado de miniaturas pero además es fantástico también para imprimar. Puedes usar el spray desde los ángulos adecuados y en una sola pasada dejar la miniatura perfectamente imprimada, sin tener que esperar a que se seque un lado...